jueves, 21 de enero de 2010

Sereno



Escucha la catedral,  vibrantes  campanadas
Torácicos  violines,  susurrando los  vientos
Son centro de mi pecho,  pupilas  encendidas 
Siente la fuerza,  de mis profundos  sentimientos


Elevan guirnaldas blancas,  al cielo los romeros.
Mozas danzan suntuosas,  escuchando boleros.


Tus manos sujetan, mi dulce  alado  vuelo
El celeste eterno siento,  sagrado misterio
Debajo de mis alas,  un mosaico es el suelo
Fontanas cristalinas,  lunas  de monasterio

Decoran el terreno,  sus rosas encarnadas
Sobre lechos de valles  verdosos  sin cañadas


Jazmines en la mañana, te  rompen  tu sueño
Respiro tu aliento mientras,  tus palabras  bebo.
Parasol veraniego,  nos refresca risueño
Manantial suave, sano  pañuelo  debo


Zarzas muertas de celos, pupilas encendidas
Terciopelo  veneciano, todas son ofendidas

Safe Creative #1001215359333

2 Mensulas:

Mª JOSE dijo...

PRECIOSO LO QUE ESCRIBES,DEDALO.UN DELEITE PARA LOS SENTIDOS.
BESOS.MJ

BLANCA LIBIA HERRERA CHAVES dijo...

DAN GANAS DE CALLAR PARA SABOREAR EL POEMA... GRACIAS POR COMPARTIRLO...

UN ABRAZO...

Seguidores